EL MONTE ARARAT

Galería La Balsa, 2019

El Monte Ararat es considerado el lugar donde reposa el Arca de Noé después del fin del gran diluvio, habiendo conservado un macho y una hembra de cada especie animal, como lo relata el libro del Génesis.

En las gélidas planicies de Anatolia, en la cuádruple frontera entre Turquía, Irán, Armenia y el enclave de Najichevan, territorio de Azerbaiyán, el gran volcán adormecido coronado de nieves perpetuas, se impone como un gran hito geográfico haciendo parte imprescindible del paisaje de estos cuatro territorios nacionales.

El Ararat como lugar simbólico, es el guardián del arca sagrada y es patrimonio de fe en un sentido universal. Es por excelencia el símbolo de salvación. 

 

 

En los grandes mitos fundantes, los cataclismos por aguas destruyeron a una humanidad para que apareciera otra nueva, regenerada y purificada, como una regresión al caos primordial y a la cosmogonía originaria. Arca equivale a salvación.

El mito alude a hechos que quizás nunca suce-dieron pero que, como todos los mitos de origen, al repetirse inexorablemente con el transcurso de los tiempos, ofrecen a la humanidad la posibilidad de iluminar y comprender el presente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mount Ararat, sublimación sobre seda, 196 x 150 cm

Ararat_mapa wix.jpg

 

Múltiples puntos de vista del Monte Ararat de hoy y de siempre, múltiples acontecimientos relativos al Diluvio Universal desde el ahora y desde el eterno y errático trasegar de la humanidad contra la adversidad.

 

 

Recorrido por las  salas de la Galería, en 3D

 

La huida, el desplazamiento, los asentamientos efímeros, los naufragios, las extinciones de algunas especies animales, mirados  desde el  mundo que hoy habitamos, inspiran la realización de esta propuesta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Impresión digital sobre papel Lasal, 50 piezas de

47 x 37 cm.

 

 

 

 

 

 

HUIDA, video poyectado sobre el piso de la sala, que deja ver la travesía de los Rohingya, minoría musulmana, expulsados de sus aldeas en Myanmar, en su mayoría budistas, en una larga travesía a pie hasta Bangladesh, en busca del un campamento para refugiados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Registro de video en sala.

 

ROHINGYA, es un pequeño homenaje a las mujeres de esta etnia musulmana que han sido víctimas de persecución y desplazamiento de sus hogares  por el ejército budista de Myanmar, soportando estoica-mente todo tipo de vejámenes carencias, y sufri-mientos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Registro de video en sala.