EL DAVID DEL METRO

En la sala del museo el David de Miguel Ángel deja su huella en múltiples medios expresivos: insta- lación, serigrafía, fotografía, video, texto escrito y música.

La huella luminosa del David de Miguel Ángel, al tamaño real: 5,48 metros, es impresa sobre la estructura del Metro de Medellín, cuya construcción se encuentra suspendida y asemeja unas ruinas. Las portentosas columnas que se ofrecen al transeúnte se perciben con una presencia análoga, por sus dimensiones, al bloque de mármol que enfrentó el gran Maestro y del cual se dice que solo retiró la materia sobrante que ocultaba la forma escultórica del David.

La huella luminosa del David se plasmó en las principales intersecciones del viaducto elevado con la red vial, llevando al ciudadano un mensaje estético que impone al ser humano como punto de referencia sobre los demás elementos visuales del contexto, por medio de la impronta de la imagen al tamaño real, con pintura blanca sobre el cemento crudo.